MERCADO DE LABAYRU – 50 AÑOS DE SERVICIO

Con 45 años de funcionamiento a sus espaldas, el Mercado de Labayru continúa siendo un centro bullicioso, al que acude mucha clientela desde primera hora de la mañana.

Podemos acceder al Mercado de Labayru desde las calles Labayru e Iparraguirre y Ávila, perpendiculares a Autonomía. Dispone de 2.264 m2 de superficie, de los cuales 800 corresponden al área comercial, con 14 puestos para atender las necesidades de los clientes.

Sobre la clientela, los comerciantes lo tienen claro: “vienen todo tipo de personas, mayores, jóvenes, de poder adquisitivo medio y alto y por lo general, quien viene repite”. También comentan que “se ha notado mucho la regeneración de las zonas cercanas como Ametzola, porque han llegado al barrio personas más jóvenes que también se acercan hasta el mercado”.

En cuanto a los productos que se ofertan, priman los buenos productos, motivo por el cual, “en algunas ocasiones no hay que buscar tanto el precio como la calidad. El precio a fin de cuentas siempre se fija dependiendo de tu entorno, de la competencia que tengas a tu alrededor…”.

A ese respecto, sobre la existencia de varios puestos destinados a la venta de productos similares, los comerciantes aseguran que no existe “mala” competencia entre unos y otros. “Todos somos compañeros y el ambiente de trabajo es muy bueno.”

Hace pocos años se realizaron las obras de remodelación de sus instalaciones. Una acometida que, según el Ayuntamiento, buscaba adecuarlo a la normativa vigente en materia urbanística, de edificación medioambiental y sanitaria. Para ello, el recinto permaneció cerrado por espacio de un mes y en opinión de los responsables, el resultado fue muy positivo: “cambiamos el suelo, la instalación eléctrica, los saneamientos, el alumbrado, el pavimento… También se pintó y se pusieron medidas contra incendios”. En total, la inversión ascendió hasta los 390.000 euros, de los cuales el Área de Salud y Consumo del Consistorio aportó 110.000.